PILATES CON PELOTA EN CASA

Si crees que no puedes realizar ejercicio en casa esta muy equivocada, existen muchas formas de ejercitarte desde tu casa y para ello solo necesitas de unos minutos al día, los ejercicios de Pilates son muy empleados por muchas amas de casa y con muy buenos resultados.

Uno de estos ejercicios que puedes realizar desde casa y que forman parte de la disciplina del Pilates es el que te mencionamos a continuación y para ello solo requieres de unos 20 minutos y una pelota.

Lo primero a tener en cuenta es llevar una ropa adecuada, un buzo o un short, una polera y zapatillas, ojo este ejercicio también lo puedes realizar solo con medias.

Túmbate sobre una colchoneta, boca arriba con la barbilla apoyada al esternón, coloca una pierna o el pie sobre la pelota y la otra en un ángulo de 90 grados.

Luego empieza a hacer pequeños círculos con esta pierna, muy despacio y con cuidado de que la otra pierna, que sostiene el cuerpo, no resbale. Intercala el trabajo con cada pierna y eso si mientras te ejercites coloca la fuerza en el abdomen.

PILATES CON PELOTA EN CASA

PILATES PARA FORTALECER DISTINTAS ZONAS DEL CUERPO

La práctica de pilates también puede ser muy útil para lograr el fortalecimiento de distintas áreas corporales, como es el caso de las piernas, la espalda, el cuello y los hombros. Aunque el beneficio clave del pilates es que permite el mantenimiento de una figura esbelta, también existen otras aplicaciones que no deben dejarse de lado.

La rutina indicada para optimizar el fortalecimiento de distintas partes del cuerpo con la técnica de pilates permitirá ejercitar los músculos más importantes, por lo tanto es imprescindible contar con una adecuada condición física para poder desarrollarla en forma correcta. Cada uno de estos ejercicios debe efectuarse en tres series con quince reiteraciones en cada caso.

Este es el desarrollo de la rutina para fortalecer distintas zonas del cuerpo con pilates:

-Con el propósito de fortalecer hombros: colócate boca abajo y ubica tus extremidades hacia arriba, para posteriormente bajarlas. Estas posiciones deben alternarse con movimientos de mayor rapidez, como si estuvieras nadando.

-Si buscas fortalecer cuello y espalda: tírate boca arriba sobre una colchoneta, estirando las piernas y los brazos. Poco a poco intenta levantar las piernas y el tronco, con el propósito de conformar la figura de una “V”. Logrado esto, regresa lentamente a la ubicación primaria.

-Con el objetivo de fortalecer piernas: échate hacia un costado, subiendo la pierna y llevándola hacia el frente. Debes simular dos patadas ligeras al aire, para luego regresar la pierna a la ubicación original. Repite el mismo ejercicio con la pierna contraria.

Se trata de ejercicios de fácil realización, que te permitirán mantener tu figura y, al mismo tiempo, fortalecer partes muy importantes de tu cuerpo.

DIETA MACROBIOTICA PARA ADELGAZAR

Una dieta macrobiótica no es simplemente un plan de dieta . Es una forma de vida. Si estas atraído por el concepto de comer un producto natural, orgánico, dieta basada en vegetales (con un poco de pescado) y adoptar una espiritualidad zen, tanto en tu vida y la selección de alimentos, y luego una dieta macrobiótica puede ser esto para ti.

El régimen de la dieta macrobiótica apoya una filosofía oriental de balancear los alimentos para lograr un equilibrio entre el yin y el yang. Para alcanzar este equilibrio, los alimentos están emparejados en función de sus sabores amargos, fuertes, la característica salada, dulce o amarga.

La dieta también le permite consumir ciertas frutas y verduras tales como tomates, berenjenas y pimientos en cantidades limitadas. Alimentos excluidos se consideran los de sobre estimulación, o demasiados concentrados y por lo tanto no son capaz de lograr el equilibrio.

DIETA MACROBIOTICA PARA ADELGAZAR

Los alimentos deben ser consumidos en su estado más natural y los alimentos procesados no son recomendables. Otros alimentos excluidos son las carnes grasas, la mayoría de productos lácteos, azúcares, café, té con cafeína, las bebidas estimulantes, alcohol, chocolate, harinas refinadas, las especias muy calientes, productos químicos y conservantes, el pollo, las patatas y el calabacín.

Desglose de la dieta macrobiótica típica:

Los granos enteros, arroz marrón en especial: 50% -60%
Legumbres y hortalizas y algas marinas: 25% -30%
Frijoles: 5% -10%
Pescado, nueces, semillas, frutas, sopa de miso: 5% -20%
Sopa (a base de ingredientes anteriores): 1-2 tazas al día

Dolores de cabeza, ¿que me pasa? ¿que hago?

Ya sea por experiencia propia o ajena, sabemos que existen casos cuando la cabeza duele al momento de toser. Quién no ha tenido una conversación donde tú o la otra persona ha mencionado “Me duele la cabeza cuando toso.”

Este tipo de dolor de cabeza es intenso y ocurre porque al momento de toser fuerte se aplica presión y tensión sobre el cráneo, pecho y cuello. Comúnmente, lo presentan personas que han tenido una tos seca o prolongada.

También te puede doler la cabeza al estornudar, reír, llorar o sonarte la nariz.

Los doctores dividen este dolor de cabeza en dos categorías:

Dolores de cabeza

Dolor de Cabeza Primario a Causa de Tos

Tiende a ser repentino, justo después de toser y puede durar desde unos minutos a unas horas. El dolor es pulsante y con una presión intensa.

No presenta mayores riesgos y generalmente se alivian solos.

Dolor de Cabeza Secundario a Causa de Tos

Tienden a durar más tiempo que los dolores de cabeza primarios. Vienen acompañados de mareos, inestabilidad y sensación de desmayo.

Este tipo de dolor es más serio ya que puede ser síntoma de problemas dentro del cerebro. El tratamiento para este tipo de dolor de cabeza podría requerir cirugía.

Cómo Saber si Presentas Dolor de Cabeza Primario o Secundario (Síntomas)

Antes de pasar a los remedios caseros, es importante reconocer el tipo de dolor de cabeza que tienes, ya que puede ser posible que tengas que acudir a un doctor.

Dolor de Cabeza Primario por Tos

  • Inician repentinamente luego de toser u otros tipos de tensión.
  • Normalmente dura unos segundos o minutos – en algunos casos puede durar hasta dos horas.
  • Dolor pulsante, punzante o desgarrador.
  • Generalmente afecta ambos lados de la cabeza y puede ser peor en la parte trasera de tu cabeza.
  • Le puede seguir un dolor pesado por algunas horas

Dolor de Cabeza Secundarios por Tos

Los dolores son muy similares a los dolores de cabeza primarios, con la diferencia de que este dolor puede venir acompañado de:

  • Dolores de cabeza más prolongados.
  • Mareos
  • Desequilibrio
  • Desmayos

Cuándo Acudir a un Doctor

Consulta al doctor si presentas dolores de cabeza seguidos luego de toser – especialmente si los dolores son frecuentes, severos o has tenido otros síntomas como una visión doble o borrosa.

Posibles Causas

Fumar: Seguramente has notado que las personas que llevan mucho tiempo fumando tosen con regularidad y presentan una condición llamada bronquitis crónica. Estas personas generalmente se quejan de migrañas y dolores de cabeza.

Alergias: En muchos casos, las reacciones alérgicas al humo, polen, polvo y químicos pueden causar una irritación en la garganta provocando una tos seca.

Al cambiar las estaciones, algunas personas presentan sequedad en la parte superior de la garganta, lo cual también podría causar tos.

Asma: El asma también es otro causante de la tos. En estos casos, la inflamación de la faringe y laringe causa tos, eventualmente iniciando un dolor de cabeza.

Remedios Caseros para Curar el Dolor de Cabeza

Puedes leer cualquier de nuestros dos artículos que hablan de remedios caseros y aceites esenciales para aliviar los síntomas del dolor de cabeza:

Para el tipo de dolor de cabeza que tienes al momento de toser, puedes darle solución rápidamente con estos consejos:

  • Consume uvas o ajo: Estos alimentos han demostrado aliviar el dolor de cabeza por tos si se come por varios días.
  • El jugo de uvas con miel es un remedio natural para la tos. Otra opción es licuar la miel con pimiento blanco en polvo con un poco de agua y tomar inmediatamente.
  • Corta un limón por la mitad, cúbrelo con sal y pimienta. Chupa el limón para reducir las ganas de toser.
  • Para calmar una infección de garganta y detener la tos has gárgaras con agua salada.
  • También puedes hervir una taza de agua, añadir una cucharada de limón y el jugo de una cebolla mediana. Luego añade miel para mejorar el sabor y tomarlo tres veces al día.